Historia del Papel.

 

El Papel es un producto de fibras vegetales tratadas mecánica o químicamente que son afieltradas, es decir, unidas entre sí después de un amplio proceso industrial.  

Su fabricación por primera vez fue en el año 105 de nuestra era en China y su composición fue de una mezcla de fibras de corteza de morera, bambú, ramio, cáñamo y trapo usada.

La fabricación de la celulosa y del papel México se remontan alrededor del año 500 D.C. en que los mayas inventaron, y posteriormente los aztecas mejoraron, su proceso a base de corteza de higuera.   Dentro de este proceso la corteza era ablandada a base de golpes y posteriormente tratada con agua y cal para remover la sabia, formando hojas sobre tablas planas que dejaban secar al aire, para después desprenderlas y emplearlas como papel.1    
El primer molino para fabricar papel en nuestro país y en América, data de fines del siglo XVI recién terminada la conquista de México, como queda constatado por hallazgos recientemente efectuados en la población de Culhuacan, en la Cd. de México.2

La primera planta de fabricación de celulosa y papel dentro del concepto moderno, se establece a finales del siglo pasado en San Rafael, Estado de México. 

En México, se ha fabricado celulosa como materia prima para la fabricación de papel, con materiales, tales como: paja de trigo, de avena y de arroz: fuste de coco: copetes de piña: bagazo de caña y de mezcal: desperdicios de henequén, de lino, de lechuguilla: borra de algodón: yuca y otras palmas: maderas; bambú; desperdicios de papel y de cartón, etc.3

En la actualidad se fabrica papel a partir de madera, de bagazo de caña y de desperdicio de papel y de cartón, quedando en desuso el resto de los materiales mencionados por razones económicas, de calidad y de disponibilidad.

Consumo de materias primas fibrosas para la producción de Papel

Es importante destacar, antes de entrar en materia de utilización de consumos de fibras, que la Industria de la Celulosa y del Papel en México, ha realizado cuantiosas inversiones de capital en  investigaciones e infraestructuras a efecto de incrementar de manera importante el reciclado de fibras secundarias y la utilización de bagazo de caña, aprovechando con ello materiales previamente desechados.


Actualmente la Industria productora de papel en México requiere del orden de 5 millones 144 mil toneladas de fibra para la producción de 4 millones 513 mil toneladas de papel de acuerdo a datos del 2006 4.   

De esta mezcla total de material fibroso para la fabricación de los diferentes papeles, el 83.6% correspondió a fibras secundarias, evidenciándose de esta manera la contribución que hace esta Industria en materia ambiental, además, el restante 16.4% de material  fibroso utilizado para la producción de papel corresponde a fibras vírgenes, y dentro de este rubros el 1.8% es celulosa de bagazo de caña, lo que en términos absolutos corresponde a 92.9 miles de toneladas, aporte importante adicional que se hace a la protección ambiental.

De esta forma, como se presenta en la gráfica posterior, con el gran esfuerzo realizado por las empresas papeleras, en la producción de papel se ha pasado de una utilización del 60.6% de fibras secundarias en 1987, a una del 83.7% en 2006 1.         

Reciclar papel y cartón es primordial para economizar energía, evita la contaminación de las aguas y salva los bosques.

Es de apreciarse el justo valor de la utilización de fibras secundarias para la fabricación de papel. Toda vez que cada tonelada de papel hecho con materias primas recicladas, puede evitar el corte del equivalente de 17 a 19 arboles aptos, el uso de energía equivalente a 2000 litros de petróleo crudo, evita la mas pronta saturación de los pocos confinamientos o tiraderos de residuos sólidos existentes, toda vez que por cada tonelada de papel reciclado se libran 2.3 m3 de espacio en los escasos tiraderos de residuos sólidos existentes en nuestro país 5, por lo que adquieren mayor relevancia las mas  de cuatro millones de toneladas de fibras secundarias aprovechadas como materias primas durante 2006

Consumo de Materias Primas

Para lograr estos niveles de aprovechamiento, la industria de la celulosa y del papel además de realizar adaptaciones técnicas e inversiones importantes dentro del proceso de producción, debe captar, con el apoyo de la sociedad, del Gobierno y de Organizaciones de recicladores, los papeles usados antes de que se contaminen al mezclarse con otros residuos, por lo que dichas industrias han contribuido a desarrollar y estructurar las actividades de recolección, superación y comercialización de los desperdicios que se aprovechan como materia prima dentro de sus procesos de fabricación de papel.    Para 2005, México alcanzo el tercer lugar entre los países recicladores mas importantes del mundo, con un Índice de utilización de fibras secundarias del  83.3%.

Integrar al denominado Bosque Urbano al proceso de fabricación de papel ha sido el reto de esta Industria en los últimos años, teniéndose como se ha mostrado resultados asombrosos y prometedores, toda vez que con la posibilidad de la creación de políticas publicas y el establecimiento de instrumentos legales que apoyen los desarrollos realizados por las empresas papeleras mexicanas, se tendría la oportunidad de apoyar esta dinámica para convertirla en un circulo virtuoso del Bosque Urbano que sin duda apoyará los desarrollos forestales impulsados por el Gobierno Mexicano, al quitarle presión a los bosques naturales de México.

1 American Paper Institute. 1972 How paper is made
2 Lenz, Walter y Tirado Arroyave, Adalberto. 1987 Lucha y triunfo contra la contaminación
3 Lenz, Hans. 1990 Historia de papel en México y cosas relacionadas, 1525-1950. Editorial Porrúa México
4  Memoria Estadística de Cámara del Papel, edición 2007.
5  Technical Association of Pulp and Paper Industry (TAPPI )

 

.